Castellano

“Roberto Fonseca es uno de los pianistas más destacados y excelentes músicos de la nueva generación de músicos cubanos” **** Evening Standard

El deslumbrante músico cubano, tildado por el The New York Times como “una carismática chispa de Cuba” hizo su debut en el Festival Internacional de Jazz de La Habana en 1990, cuando tenía apenas 15 años.

Diez años y tras varios discos en solitario, el joven pianista de jazz se une a la orquesta del carismático sonero Ibrahim Ferrer, recorriendo medio mundo y participando en la grabación y producción de lo que será su trabajo póstumo “Mi sueño. A bolero songbook“. El disco fue nominado al Grammy Latino en la categoría de Mejor Álbum Tropical Tradicional.

Fonseca también formó parte del aclamado Buena Vista Social Club™ codeándose con los grandes maestros del son cubano como Ibrahim Ferrer, Orlando «Cachaíto» López, Rubén González, Guajiro Mirabal y Manuel Galbán; además de grabar y girar con otra de sus estrellas: Omara Portuondo.

Con la diva del Buena Vista Social Club™, Fonseca produjo el álbum “Gracias” contando con la colaboración de grandes tallas de la música internacional como Jorge Drexler, Chico Buarque, Avishai Cohen o Trilok Gurtuk.

Fonseca es un compositor ingenioso que se basa en una amplia gama de tradiciones y géneros musicales y que a lo largo de su carrera se ha reflejado en proyectos en solitario como “Zamazu“, “Akokan” o “Jazz in Marciac“. En 2012 reunió a músicos cubanos y africanos en el muy elogiado disco ”YO” (Harmonia Mundi), una mezcla de sonidos acústicos y eléctricos que el Times define “por turnos folclórico y rítmico“. El disco recibió una nominación al Grammy en la categoría de Mejor Disco Jazz-Latino del Año.

Posteriormente el pianista lanzó el EP “At Home” (2015), junto a la cantante maliense Fatoumata Diawara. Un trabajo que continua esa voluntad de unión transatlántica. Según la prestigiosa Down Beat, “Fonseca es un excelente ejemplo de lo que hace la música improvisada del siglo 21 tan emocionante: el pianista es parte de una generación de músicos que sienten que todos los sonidos de todos los países son accesibles para ellos, ya sea en acústica, eléctrica o digital”.

Un año más tarde presenta lo que será su octavo disco en solitario y primero bajo el prestigioso sello Impulse!, titulado ABUC. Un viaje sonoro por la historia musical de Cuba, revisitando y proponiendo nuevas fórmulas e incluso aventurándose con nuevos géneros especialmente inventados para el proyecto. En él cuenta con la presencia de grandes nombres como Trombone Shorty, el sonero Eliades Ochoa, Zé Luis Nascimento, Rafael Lay y Roberto Espinosa Rodríguez de la Orquesta Aragón y Manuel ‘Guajiro’ Mirabal, entre otros muchos.

Este nuevo trabajo acumuló éxito de público y critica, alzándose con el Premio Lucas por su primer videoclip AFROMAMBO o inclusión en prestigiosas listas como lo mejor del año.

A lo largo de su carrera, el músico ha colaborado con un extenso elenco de artistas que va desde Mayra Andrade, Regina Carter, Anat Cohen, Carlinhos Brown, Vicente Amigo, Kepa Junkera, Snarky Puppy, Michael Brecker, Wayne Shorter, Herbie Hancock, Nils Petter Molvær; así como ha compaginado giras mundiales pasando por emblemáticas salas como el Palais des Congrès (París), Royal Albert Hall (London), Beacon Theatre (New York), Sydney Opera House (Australia), Frankfurt Alter Oper (Frankfrut), Jazz in Marciac, Festival de Jazz de Montreaux, el New York City Center Hall, Festival Jazz de Tokyo. También ha co-producido junto al carismático Dj británico Gilles Peterson las dos entregas de Havana Cultura New Cuban Sound, así como participado en la Inauguración de los Juegos Olímpicos de Londres en 2010.

El incansable productor, compositor e interprete; entre grabaciones, colaboraciones y varios proyectos como la co-dirección artística junto a Chucho Valdés del prestigioso Festival Internacional de Jazz Plaza, el pianista siempre encuentra tiempo para girar y presentar su propuesta más directa y personal con su energético trio. Acompañado por Ruly Hernández a la batería e Yandy Martínez en el bajo, es imposible quedarse indiferente cuando el trío despega.